sábado, 17 de mayo de 2008

Good Mood


La semana pasada tuve problemillas con mi coche, se me quedó parado en medio del tráfico ¡2 veces! Afortunadamente al final todo salio bien, digamos que fue una gran experiencia, aprendí a lidiar con policías y cosas así.

Well, durante los días que mi coche estuvo en el taller, tuve que tomar el camión para poder ir al trabajo y a la escuela, durante mis primeros años de carrera yo siempre viaje en camión y hace apenas unos 8 meses que me transporto en auto, había olvidado lo desestresante que puede resultar el mirar por la ventana sin ninguna preocupación, el leer un libro para aprovechar el tiempo (por que deberán saber que mi trayecto dura 1 hora), y otras cosillas por el estilo. Pero lo que verdaderamente hizo mi día fue un "muchacho" que se subió a cantar al camión guitarra en mano, no me dí cuenta en que momento subió, pero cuando empezó a cantar me enamoró su voz. La primera canción fue Imagin, después las piedras rodantes y luego otras dos que desconozco; no sólo cantaba bien, sino que interpretaba bien, se lograba sentir el sentimiento en sus palabras, en fin, él estaba hasta el fondo del camión y yo adelante, cuando pasó junto a mí y le vi la cara, me di cuenta que no era un muchacho sino un señor, nunca me imagine que esa voz pudiera pertenecer a esa persona, su aspecto era de alguien que si te lo toparas en la calle o te lo presentaran en una reunión dificilmente recordarías su cara.

Me hizo pensar en los cantantes que salen de los "reality shows", sólo buscan personas bonitas y los que no son atractivos inmediatamente son encasillados para interpretar música popular, ese señor podría dar su demo a las disqueras y les encantaría, pero en el momento en que se presentara personalmente lo rechazarían porque "no llena el perfil". Lástima así es la vida, sin embargo ese momentito del día me puso de buen humor, su música me puso de buen humor. Siempre pensé que era cursi decir que un arcoiris o unos niños jugando te sacan una sonrisa pero la verdad es que esas cosas sí tiene el poder de hacerlo posible. Sólo hay que detenerse a observar. ¿A ti que te pone de buen humor?

1 cabezitas más:

mrtnclzd dijo...

es divertido subirse a un camion de vez en cuando, pero solo de vez en cuando antes de que suceda lo que siempre termina sucediendo con cualquier cosa, convirtiendo esta en una caractistica humana muy peculiar: aburrirte.

Publicar un comentario