martes, 3 de marzo de 2009

Nos ponemos serios - ABORTO


La polémica empezó en abril de 2007, al menos la colectiva por que siempre ha existido y existirá polémica alrededor de este tema, el aborto. Hace casi 2 años se decretó la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de gestación en el Distrito Federal. El tema resurgió en agosto de 2008, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación, determinó dicho decreto como constitucional.

Nos hemos visto, gracias a los medios de comunicación, invadidos de declaraciones entre partidos políticos, iglesia, grupos feministas y autodenominados grupos a favor de la vida. Opiniones irreconciliables, los que están a favor tomando una actitud de ‘ya por esto somos primer mundo o estamos más cerca de serlo’ y ‘le hemos dado a la mujer autonomía total sobre su cuerpo’; los que están en contra argumentando con sentimentalismos que las mujeres que lo practiquen condenarán su alma al fuego eterno, tocando las campanas de la iglesia en señal de duelo o anunciando el 5 de Septiembre la abertura del Santuario para las Víctimas del Aborto en el interior de un panteón capitalino, donde habrá una capilla a la que se podrán acudir a orar, y posteriormente se abrirá un espacio para que los restos incinerados de los fetos sean depositados, en un acto hipócrita, si así lo solicita la madre. El mexicano se enfrenta a uno de sus traumas, ¿de que lado está?, ¿a quién le hace caso? Gobierno o Iglesia.

Tengo una postura personal: estoy en contra del aborto, es mi formación, son mis valores, es mi subjetividad. Ahora bien la ‘despenalización del aborto’ se puede ver desde un punto de vista más objetivo, es tomar una postura sobre si otras mujeres, con otra escala de valores tienen el derecho o no de interrumpir su embarazo sin ser castigadas legalmente. Yo considero que sí lo tienen. No obstante estoy en contra de la reforma por que no solo implica el hecho de que ya no serán juzgadas penalmente, existen además otros dilemas.

No podemos proclamar leyes de primer mundo con infraestructura de tercero. Es un hecho que nuestros centros de salud no se dan abasto. Desde abril de 2007, según cifras oficiales, casi 14 000 mujeres se han practicado el aborto ‘legal’ en alguna de las 12 clínicas que ofrecen el servicio. Subjetivamente, como paréntesis, pienso que serán 14 000 seres únicos e irrepetibles que jamás conocerán la vida, ni la vida los conocerá a ellos. Objetivamente son 14 000 personas (heridos, intoxicados, con problemas de colón, etc.) que se dejaron de atender al realizar esos abortos. No hay que olvidar que el embarazo es completamente prevenible, pero hay enfermedades que no lo son ¿Quién debería tener prioridad?

A finales del mes de agosto del año pasado, Armando Ahued, titular de la Secretaria de Salud del DF dio a conocer que el número de médicos que se niega a practicar abortos rebasa a quienes sí lo practican, pero que a pesar de eso se dan abasto con la demanda. No debería tener que enfrentarse el médico a un dilema moral ajeno en principio a él. En este sentido Ahued reconoció que se ha respetado la decisión de los médicos y que en ningún caso se ha dejado sin atender a las mujeres que han solicitado el servicio.

Los defensores de la despenalización del aborto creen haber resuelto un problema de salud pública, pero la realidad es que el aborto es parte de un problema mayor. Un problema de desinformación y educación sexual y reproductiva que además previene enfermedades sexuales. En eso se debieron haber invertido el tiempo y los recursos. Es como querer legalizar la piratería ya que deja tantas ganancias y es tan difícil de erradicar. No tengo bases para decirlo, pero el sentido común me lleva a creer que mayoría de las mujeres que acudieron a realizarse el aborto no estaban totalmente desinformadas, pues tener la iniciativa de acudir a la clínica y requerir el servicio es un acto que requiere de decisión, y sólo se puede decidir cuando se tiene información. Por tanto esta reforma no llega a quienes más los necesitan (los desinformados).

El artículo 4° de la constitución nos dice “toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el numero y el espaciamiento de sus hijos”. Toda persona, no toda mujer. Reconozco que en la mayoría de los casos el hombre es el primero en estar de acuerdo, pero ¿y el que no lo está? ¿Dónde queda entonces el derecho del hombre, del padre?

¿Qué sigue? El PRD hizo un llamado el 18 de septiembre para extender la despenalización del aborto a otros estados. Pidió a los congresos locales legislar sobre la interrupción del embarazo, pues la Asamblea Legislativa del DF ya demostró que es factible y que no hay impedimento legal para hacerlo. En consecuencia los congresos del Edo. De México Zacatecas, Morelos, Colima, Nuevo León y Durango han presentado o están por presentar sendas iniciativas. En Nuevo León ya ha sido rechazada por la bancada Panista, no es de extrañar siendo el partido más conservador de México, desgraciadamente, el rechazo se debió a esto, su conservadurismo y no a una reflexión o propuesta alterna que mejore la iniciativa. En este 2009 se nos vienen encima las campañas, recordemos que es año de elecciones, el tema seguramente será retomado y nos volveremos a cuestionar ¿de que lado estamos?

Creo que aún falta mucho para que para que podamos ‘decidir de manera libre,
responsable e informada’ sobre cualquier cosa. No si seguimos esperando que papá gobierno y mamá tele nos den todo sin cuestionar No mientras las decisiones de los que nos gobiernan sean tomadas más por fines políticos y de poder que por un esfuerzo verdadero de mejorar la situación social. No mientras la sociedad no nos organicemos en forma responsable y les exijamos que cumplan con su trabajo. Pero no estoy hablando de aquellas manifestaciones ridículas de los estallos en júbilo, abrazos y sonrisas que se dieron al anunciarse la despenalización por parte de los que están a favor y las lágrimas y caras de frustración de los que estaban en contra, ambos grupos con playeras y pancartas como si estuviéramos viendo el final de un partido de futbol. Si no de una reflexión profunda y fundamentada.

4 cabezitas más:

Pardago dijo...

Ah no ma esta bien chido este blog. Lo de la despenalización del aborto esta muy, pero aquí en México fue un asunto politico, los del PRD les "ganaron" a los del PAN por esta cuestión.

pardago9 dijo...

jajaja Por qué tienes a un Mix-Up en tus links?????

vertebreaker dijo...

Saludos. Una reflexión muy bien pensada. Yo digo apoyando al aborto como una solución de control biológico y necesaria para el equilibrio natural, no lo veo como una cuestión moral.

vertebreaker dijo...

Mira, una vez toqué el tema: http://vertebreaker.wordpress.com/2009/02/05/aborto-para-todos/

Publicar un comentario